"La historia, esa maestra severa y elocuente, nos demuestra que las ideas emancipadoras no se ahogan con sangre, y que el árbol sagrado de la libertad, cuanto más lo poda la tiranía, más lozano y lleno de vida se levanta"

Enrique Roig San Martín, orientador anarquista cubano del siglo XIX